OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Diciembre de 2017

Nos está faltando Dios

Estoy convencido de que sin la posibilidad de trascender, el ser humano se hunde en un proceso de autodestrucción. Creo que los fanatismos, las barbaries, las manifestaciones más perversas de violencia son consecuencia de haber perdido la habilidad de encontrar lo sublime, y vivirlo.

Sí, hemos perdido a Dios, hemos marginado el sentido de lo sagrado, el sentido de la trascendencia. Hemos olvidado que el ser humano, simplemente por ser y estar, es sagrado y merece nuestro respeto; hemos olvidado que “la casa común”, el planeta tierra es sagrado y lo tenemos que cuidar. En una frase, hemos olvidado que no somos los dueños de la vida, sino administradores.

Necesitamos, con urgencia, que la vida esté más llena de experiencias valiosas, de esas que no se pueden comprar en los supermercados. Besos, sonrisas, respeto por el otro, estima de la palabra dada, tiempos y espacios de un compartir con calidad, conversaciones por el simple placer de escucharnos y comprendernos, relaciones de amistad basadas en el goce de descubrir lo diferente que es el otro… son experiencias que llenan nuestra vida y nos hacen disfrutar el existir; no dan plata, pero nos dan la satisfacción interior de ser humanos.

Que al terminar este año y para 2018 tengamos presente a Dios en todas nuestras acciones. Él siempre está a nuestro lado, camina con nosotros y nos comunica su fuerza y su amor. Bendiciones.

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Oracional Jóvenes Diciembre de 2017

Año nuevo, vida en Dios

Estás en la época en la que aprendes mucho. Todas las experiencias que vives te hacen crecer. Aprendes conceptos, desarrollas nuevas habilidades y a través de los juegos vas comprendiendo de una mejor manera todo. Tienes que aprovechar esta época. No puedes dejar que la vida pase como si nada. Tienes que saber reflexionar y precisar qué estás aprendiendo.

Sé que te gusta divertirte y eso está bien, pero no todo es diversión. Tienes que saber crecer y aprender de todo lo que te pasa. No puedes dejar que tu aprendizaje se detenga. Hoy, cuando tengo 49 años y vivo muy contento, me pregunto cuánto más hubiera podido crecer si hubiese aprovechado mejor el tiempo. Seguro si hubiera leído más y aprendido otros idiomas pudiese hacer un mejor servicio.

Por eso hoy te invito a aprovechar cada instante. A no desaprovechar todas las posibilidades que tienes. Y quien más y mejor me hizo crecer fue Dios, con Él entendí muchas cosas que colorearon mi vida con colores intensos. Por eso, aunque cambien los años, mi relación con Él sigue intacta porque Él sigue llenando de sentido lo que hago.

Que tu relación con Dios en el año que próximamente comienza sea más fuerte, así habrá años nuevos pero una misma relación de amor con Dios.

Te bendigo, te deseo lo mejor.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Diciembre de 2017

El día del Señor

No siempre los días de la semana han tenido nombre. Anteriormente la gente solo hablaba de ayer, hoy, mañana. Pero un pueblo muy viejo, que puedes encontrar en los libros de historia, comenzó a ponerles nombre a los días de la semana, y los nombres tenían que ver con los astros que veían en el cielo, fueran planetas o estrellas. Así, el lunes se llama de esa manera por la Luna, y el martes por el planeta Marte. Pero el domingo tiene una historia diferente, y es algo muy importante para todos los que creemos en Jesús. Ese día de la semana celebramos la resurrección de Jesús y es un gran día que le dedicamos a Él, y al dedicarle el día le estamos diciendo que es nuestro mejor amigo, que es nuestro SEÑOR.

La palabra “Señor” en un antiguo idioma llamado latín se dice: Dominus. Y el día de nuestra celebración es entonces el “día del Señor” por eso se llama domingo. Este nombre que le hemos dado a ese día de la semana significa que es necesario dedicar momentos especiales para estar solo con Jesús, dedicarle tiempo, estar con Jesús, ser sus amigos; y esto me hace recordar que ¡Jesús está vivo!. El domingo es el día en que celebramos juntos la eucaristía para celebrar que el Señor, el Dominus, está vivo y nos acompaña con su palabra y con su cuerpo a vivir y hacer los días con actos para ser mejores personas y sus mejores amigos.

Espero que este oracional te ayude a amar más a Jesús y a comprender que debemos vivir amándolo. Te bendigo.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Diciembre 2017

Rut, una mujer que nos enseña

Rut es una extranjera que se casa con el hijo de Elimelec y Noemí; pero su marido muere y queda sola con su suegra y la esposa del hermano de su marido, que también muere. Entonces, Noemí llama a ambas mujeres, Orfa y Rut, y les dice que vuelvan a la casa de sus padres y a sus tradiciones; pero sólo Rut decide quedarse y dice unas palabras maravillosas: “No me pidas que te deje y que me separa de ti. Iré a donde tú vayas y viviré donde tú vivas. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios será mi Dios” (Rut 1, 16). En este personaje encuentro una primera actitud poco fácil de encontrar: capacidad de sacrificio por el otro. No abandonar a los amigos cuando están pasando por una dificultad, no abandonar el proyecto cuando las cosas no salen como estaban planeadas – porque ella no se casó para enviudar y quedar pobre, sino seguramente para ser feliz con su esposo y su descendencia- pero se necesita tenacidad para no dejarse vencer por las dificultades. Más aún, cuando se tiene la opción de dejar a otros tirados mientras decimos “ese no es mi problema” este personaje es una muestra clara de que un verdadero creyente no abandona su proyecto cuando toque hacer sacrificios para llevarlo adelante y aunque las cosas no hayan salido como deberían.

La segunda actitud es igualmente impactante, cumplir con la palabra dada. El relato nos dice que tanto Orfa, la otra nuera de Noemí, como Rut, dijeron que se quedarían. Pero sólo Rut cumplió con lo prometido. Nosotros debemos tener una palabra que se cumpla, una palabra que valga; en un mundo en el que ya nadie confía la palabra de un creyente debe ser su garante; por eso debemos estar dispuestos a decir siempre la verdad y a cumplir con la palabra empeñada; ambos valores presentes en el proyecto que Dios quiere para vivir felices.

Al leer los textos bíblicos y los comentarios que hacen los padres Carlos Alvarez y Gustavo Mesa trata de encontrar las enseñanzas que te ayuden a ser un verdadero discípulo y a ser feliz. Te bendigo y te deseo lo mejor.

Adquiere tu suscripción aquí