OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Noviembre de 2017

Miércoles 1 noviembre, 2017

La fe nos tiene que dar serenidad ante lo difícil, ante lo que no está en nuestra manos controlar y solucionar. Creer en Dios nos debe llevar a confiar en su poder y entender que siempre podemos salir más que vencedores en las batallas que tenemos que dar (Romanos 8,37).

Tenemos que encontrar serenidad y valentía ante las dificultades. Serenidad para tratar de entender bien toda la experiencia que vivimos, y valentía para dar la batalla con todas las fuerzas del ser. Es la actitud de Jesús en el camino al Gólgota. Los relatos de la pasión lo retratan sereno y valiente, porque no se queja ante la situación dolorosa que vive. Así, se hace el modelo a seguir en los momentos duros de la vida.

La oración es una gran fuente de estas dos actitudes, porque el encuentro con Dios siempre nos da lo que requerimos para vivir. Tener espacios para encontrarse con Él y dejar que su poder nos llene nos prepara para la batalla. Hacer silencio y escuchar su palabra que nos anima son fuentes de fuerza para no desfallecer. Hablarle desde lo profundo del ser nos hace liberarnos de miedos que tenemos dentro y no dejan vivir en paz. Hay que orar.

No creamos en el azar ni nos creamos víctimas de la peor situación. Comprender que esa causa es una lección que tenemos que aprender y que nos hará crecer le da sentido a la batalla y no nos dejará rendirnos.

Espero que este oracional les dé la fuerza y el ánimo que requieren para seguir adelante.

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Oracional Jóvenes Noviembre de 2017

Saber preguntar

Dudar es un acto de atrevimiento al cual nunca deberíamos renunciar, pero no lo hacemos por miedo, por ejemplo, al ridículo, a que crean que somos tontos y brutos, pero, ¿no es más tonto quien por miedo decide quedarse sin conocer la respuesta a su duda? Jóvenes, no dejen de ser atrevidos, y entiéndase por atrevidos lanzarse a luchar por lo que creen, por las buenas ideas y proyectos que están rondando en sus cabezas, no estoy hablando de imprudencia. El papa Francisco los invitó a hacer lío, a ser revolucionarios de ideas, con aportes creativos e innovadores a este mundo.

Las personas que hicieron grandes aportes a la humanidad y que hoy son recordadas a pesar de los años, no se quedaron con las dudas; fueron atrevidas y revolucionarias, de esa manera enfrentaron el sinnúmero de personas que los calificaban de locos y soñadores, porque los que intentan pensar y hacer la vida de una manera distinta a la convencional encontrarán muchos detractores que, como están resignados y no sueñan, quieren que los demás hagan lo mismo, se resignen y no sueñen.

Ustedes, los jóvenes, desde lo que están haciendo hoy, marcarán el rumbo de este país y de la humanidad entera, crean que pueden aportar grandes cosas, y estoy seguro de que lo harán, así que cuando tengan una duda sobre algo, investiguen, pregunten y verifiquen.

Dios está con ustedes y los ilumina para que puedan encontrar respuestas a sus preguntas. Pido a Dios los haga felices. Ánimo. Estaré orando por su familia y por ustedes. Saludos.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Noviembre de 2017

Saber compartir

Cuentan los evangelios que Jesús de Nazaret enseñó a sus discípulos a compartir todo con sus hermanos. Tanto así que un día con unos pocos panes dieron de comer a una gran multitud de personas. Es muy probable que a cada persona le haya tocado un poquito, pero cada uno comió algo ese día. Muchas veces uno se imagina que fue un acto mágico como el que hace un mago en una función, cuando hace aparecer de un sombrero un conejo o una paloma. Pero, la verdad no fue así. Jesús no fue un mago.

Lo que Jesús y sus discípulos hicieron ese día fue compartir con los demas lo poco que tenían y, claro, cuando hacemos eso todos tendremos lo que necesitamos. Es decir, todos con una buena capacidad de compartir podremos multiplicar los panes para los demás. Un creyente no puede ser egoísta. Me imagino que a ti no te gusta compartir tu juguete preferido con nadie y mucho menos cuando estás jugando con alegría.

Pues bien, de eso se trata el cristianismo. Quiero que esto no lo olvides porque es una de las cosas que los creyentes de hoy tienden a olvidar y por eso terminan peleando por cosas que pudieran compartir. Espero que seas un niño capaz de compartir con los demás.

Espero que al reflexionar y orar con este oracional, ustedes, niños, puedan sentirse invitados a compartir con todos aquellos que tienen a su lado. Pueden hacerlo; y así aprenderán a ser libres de todas las cosas que tienen. Oro por ustedes y pido a Dios que los bendiga. Ánimo.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Noviembre 2017

Dios nos ama, nos dice su Palabra

La gran tragedia del hombre de hoy es no saberse amado. Sí, todos queremos y necesitamos sentirnos amados. Es lo que buscamos a diario. De hecho, muchas de las situaciones que generamos están marcadas por este temor a no ser amados. Tú mismo puedes estar experimentando en este momento esa sensación de no sentirte amado por las personas que están a tu alrededor o puedes tener miedo de que aquellos que te aman te dejen de amar –tal vez por eso haces cosas que no te gustan y que por agradarlos saben no están bien y así asegurar que te sigan amando-. Creo que la relación con Jesús nos quita este problema porque Él nos asegura su amor. Él nos deja claro que nos ama y que nunca dejará de amarnos.

Me encanta cuando Pablo dice: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí (Gálatas 2,20). Y me encanta esta expresión del apóstol porque con ella nos deja claro que Jesús nos ama y no retuvo nada para sí sino que se entregó totalmente por nosotros. Sí, Jesús aceptó voluntariamente la cruz por amor a nosotros. Él hubiera podido rechazar esa situación y retenerse egoístamente, pero nos ama y por ello se entregó en manos de sus verdugos para mostrarnos cuál es el camino, la verdad y la vida que nos da el Padre Dios. No fue un acto mecánico, ni un acto cualquiera; fue un acto de amor por ti y por mí. Esto quiero que lo recuerdes con mucha pasión para que nada te haga sentir menos que nadie ni te haga creer que no tienes valor. Saberse amado por Jesús, el Señor, tiene que ser causa de equilibrada autoestima. Eso es lo que te invito a tener claro hoy: “Él te amó y se entregó por ti”.

Tú eres muy valioso, así muchos no lo crean y hagan lo posible para convencerte de lo contrario. Que leer la Palabra de Dios te ayude a reconocerte valioso, amado por el Dueño de la vida.

Adquiere tu suscripción aquí