OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Octubre 2017

¿Egoístas o amorosos?

El corazón de los seres humanos está siempre enfrentado a la realidad del amor o del egoísmo; el amor que da fruto, que hace brillar y que deja huella, o el egoísmo que encierra, que marchita, que roba la luz y deja oscuridad y cicatrices. Es el gran dilema de toda nuestra historia; la literatura ha sabido plasmarlo bien y también ahora vemos en la televisión series en las que podemos identificar la bondad de ciertos personajes y la maldad de otros.

Es la batalla de cada hombre y cada mujer por decidir en cada instante de su vida si deja una huella o una cicatriz. Algunas se dejan en las personas; otras, sobre la propia piel. Es impresionante cómo los actos de una persona parecen cobrar vida propia y desencadenar una serie de consecuencias que son difíciles de predecir. Lo que sabemos es que el bien engendra bien, que el amor produce amor, y que el egoísmo deja soledad y temor. Y aunque muchas cosas no son completamente buenas o completamente malas, porque precisamente no sabemos bien cómo pueden terminar a la vuelta el tiempo, sí sabemos lo que tenemos en el corazón a la hora de decidir, de actuar, de hacer. Eso debemos plantearnos ante cada decisión, incluso, pequeña, pero que puede ser importante… “¿aquí quiero dejar una huella o una cicatriz?” y que esa respuesta nos guíe a actuar, preferiblemente sembrando amor y entrega generosa.

Espero que la lectura de la Puerta a la Palabra sea un motivo para ser cada día menos egoísta y vivir en el amor. La lectura de la Palabra de Dios nos tiene que ayudar a crecer como seres buenos, que construimos sin miedo una sociedad mejor. Agradezco al Padre Carlos Alvarez por los comentarios de los domingos y al Padre Gustavo Mesa por los comentarios de lunes a sábado. Siempre oramos para que Dios nos haga mejores seres humanos. Ánimo.

Bendiciones.

Adquiere tu suscripción aquí