OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Marzo 2018

Palabras para comenzar

Cuando yo tenía once años iba caminando por el parque de mi casa, cansado de haber jugado fútbol toda la tarde; mi hermano y yo vimos un pequeño perro que estaba solo en la mitad del parque con cara de no saber qué hacer. Empezamos a jugar con él, y como era un cachorro, se puso a correr con nosotros por todo el parque, así que decidimos llevarlo a la casa, algo que no hizo felices a mis papás, porque ellos sabían que un perro en la casa significaba unas tareas que no sabían si íbamos a ser capaces de lograr, y podía causar algunos problemas, aparte de que necesitaba mucha atención y tiempo para estar con él. Sin embargo, lo acogieron con la condición de que iba a ser por dos semanas mientras le conseguían un hogar. Resulta que estuvo por más de quince años con nosotros. Hace poco estuve recordando eso porque tengo un perro nuevo ahora, y cuando estaba con mi familia y conversábamos sobre las mascotas que habíamos tenido, mi madre relató toda la historia de la llegada de aquella mascota a la casa. Uno de mis amigos que estaba allí me dijo que nunca me había imaginado como alguien capaz de adoptar un animal y cuidarlo. Yo no lo recordaba mucho tampoco.

Pero me alegra haberlo sido en aquél momento y me alegra mucho saber que por todas partes del mundo hay personas que se van a lugares muy difíciles sólo para poder cuidar un animal. Es porque en el fondo somos buenos, porque nos causa ternura las criaturas de la creación de Dios. Y eso no podemos perderlo nunca, porque es de las cosas más bellas que hay en este mundo. Los invito a vivir con ánimo esta aventura espiritual. Oro por ustedes y sus padres.

Adquiere tu suscripción aquí