OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Abril 2018

La Palabra de Dios se hace vida en nuestra relación con los otros

No es posible que alguien diga que es un creyente íntegro, maduro y comprometido con la Palabra de Dios y viva desconectado y aislado de sus semejantes. Esto aplica para todos en la iglesia: laicos comprometidos, religiosos, religiosas y personas del común.

Somos conscientes que este momento histórico en el que vivimos, absorbe nuestro tiempo en el trabajo, en quehaceres del hogar, el estudio, una que otra actividad lúdica ó deportiva y, eso sí, en espacios dedicados a hacer uso de la tecnología. Sin darnos cuenta nos hemos vuelto autómatas: de aquí para allá y de allá para acá, ocupados en muchas cosas que giran más en el hacer, el producir, en encontrar pretextos para celebrar de todo, esto último, paradójicamente, al lado de los otros pero sin interesarnos ni preocuparnos ese otro como individuo ó en su defecto convirtiéndonos en un espectador pasivo por horas y horas de lo que ese otro hace y muestra a través de redes sociales. Frente a esta realidad es hora de hacer un alto. Los creyentes no podemos perder la cercanía física, la relación interpersonal y cara a cara, no a través del Facebook. Necesitamos el contacto como seres sociables que somos. Actuar de otra forma es permanecer abstraídos y desconectados de nuestra condición humana que implica y exige relaciones directas.

Esta publicación que usted tiene en sus manos, tiene como propósito generar espacios de reflexión individual y grupal. Queremos que pueda ser utilizados para propiciar encuentros de crecimiento y de dialogo con su familia, sus compañeros de trabajo, sus amigos y hermanos de comunidad. Es una apuesta del Minuto de Dios para recordarnos que Jesús nos invita a amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestros hermanos como a nosotros mismos. Es claro que puede amarse al otro cuando se le conoce y se conoce a un individuo cuando tenemos con él espacios para vivir la fraternidad

Adquiere tu suscripción aquí