OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Marzo 2019

Tienes una misión

Cada vida es diferente cuando descubre su misión; no se trata de creer que esto es algo sobrenatural o que va más allá de los sentidos, pues es más bien poder descubrir lo esencial de cada día y poder entonces encontrar una razón más para vivir feliz.

De las lecturas bíblicas que nos propone la iglesia para este mes, me llama la atención un par de versículos: “Jesús dijo: Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por mí y por el Evangelio, quedará sin recibir el ciento por uno: ahora, al presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna”. (Mateo 10, 29 - 30)

No significa esto que debas dejar todo de lado y olvidar tus responsabilidades familiares y compromisos laborales. Es más bien comprender que el primer lugar de nuestra vida debe ser ocupado por Dios. La misión más grande y primera que tienes en la vida es descubrir en Dios ese verdadero sentido, eso sí sin descuidar los demás aspectos de tu vida.

Todas las personas creyentes estamos llamadas a evangelizar y ese es el aspecto principal de la misión que tenemos. No significa que para ello debas dejar la vida que hoy llevas; es más bien que en medio de tu realidad puedas constituirte en ese instrumento de Dios para impactar positivamente tu vida familiar, social, laboral y comunitaria.

La verdad, el dejarlo todo para encontrar nuestra misión implica una recompensa y Jesús la promete no únicamente después de la muerte, sino también para el presente, pues quien es seguidor de Jesús disfrutará siempre de la riqueza que representa formar parte de una comunidad de creyentes. Descubrir la misión que Dios te dio significa ser verdaderamente feliz y poder así llevar a otros esperanza y alegría, haciendo de lo cotidiano algo trascendental. Recuerda que tú también puedes transformar las vidas de los demás, tal como lo hizo Jesús: “En verdad, en verdad os digo: el que crea en mí hará él también las obras que yo hago, y hará mayores aún, porque yo voy al Padre”. (Juan 14, 12)

Adquiere tu suscripción aquí