OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Octubre de 2017

El ritmo de Dios

Vivimos en un tiempo en el que no alcanzamos a disfrutar algunas cosas cuando ya tenemos que pasar a otras; somos una generación condenada a lo rápido, a lo instantáneo, a que nada dure. Es difícil pensar que todo pase tan rápido su tiempo de vigencia, que todo se vuelva obsoleto tan pronto.

Pienso en los artistas de hace algunos siglos, cuyos nombres todos conocemos y, aunque no sepamos muchas cosas de arte, sabemos que hicieron pintura, escultura o compusieron sinfonías. Difícilmente, hoy una estrella del arte se convierta en alguien a quien se recuerde años después, mucho menos dentro de un par de siglos.

La fama crece aceleradamente y se desvanece. En medio de todo eso, tal vez algunos se acostumbren a pensar que su vida debe ser así, con instantes de fama, que no importa si el resto del tiempo estamos o no satisfechos con la vida, porque tuvimos un par de momentos en que hicimos algo emocionante, algo popular, algo que nos dio cinco minutos de reconocimiento, que no cambiamos por nada, así los siguientes cinco años sean de fracaso o de soledad.

A muchos no les gusta pensar en el futuro; pero, espero que este oracional sea una oportunidad de encontrar ese ritmo de paz y de serenidad que da el saberse frente a Dios. Él nos ama y nos quiere felices. Ayúdenme a seguir evangelizado a través del Minuto de Dios, por favor, no fotocopien ni whatsapeen este oracional. Gracias.

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Oracional Jóvenes Octubre de 2017

Hay que aprender a decidir

Me costó mucho aprender decidir cuándo algo me conviene de inmediato, y cuándo algo me conviene en el futuro lejano. Ahorrar, por ejemplo; hay momentos en los que quieres comprar algo ahora, crees que lo necesitas o sientes muchas ganas de tenerlo, ¿Cómo decidir qué es mejor? ¿Guardar el dinero (porque puedes necesitarlo algún día), o si vale la pena el gasto ahora por lo que vas a comprar?. Esa incluso puede ser una decisión más fácil que otras, como elegir una carrera profesional, sólo pensando en lo que te gusta ahora (que puede dejar de gustarte luego, a muchos les ha pasado) o sólo pensando en que puede ser útil en el futuro.

Poner en la balanza el presente y el futuro nunca será fácil, y menos cuando involucras cosas que tienen que ver con el corazón o con el amor. Por esto te propongo que tengas en cuenta algunas cosas; cuando te llegue algún momento de incertidumbre sobre si debes hacer algo ahora mismo o si debes mejor decidir apostando por el futuro, son tres consejos muy simples: 1. Ten en cuenta que no vas a morir hoy ni el mundo se va a acabar mañana; eso siempre es útil, sea cual fuere tu decisión, la ansiedad no es buena consejera. 2. Hay momentos y oportunidades que nunca se repiten, si te encuentras ante una de ellas debes considerarla seriamente. 3. Normalmente no se pueden escoger dos cosas al mismo tiempo.

Espero que este oracional les ayude a comprender cuándo poder tomar las mejores decisiones. Estaré atento a ustedes en mi Twiter (@PLinero) y en el Facebook (P. Alberto Linero). Seguimos orando unos por otros.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Octubre de 2017

Somos de Dios

Todas las personas tenemos cosas buenas y malas. Somos como la televisión, que presenta todo tipo de programas; algunos buenos, otros, realmente malos. No hay personas que sean completamente malas o completamente buenas, aunque algunas parece que lo sean. Pues bien, si miramos muy en el fondo, esto no es tan cierto.

Los villanos más terribles de la historia del mundo siempre han intentado proteger y favorecer a alguien con todo lo que obtienen. De la misma manera, a veces hemos oído de personas buenas, de personas que todo el mundo quiere, que todos admiramos y de alguna forma todos quisiéramos que existieran más personas como ellas. Sin embargo, cuando se leen sus historias, o se escucha a las personas que vivieron con ellas, siempre aparecen pequeños defectos que esa persona tiene o tenía y que nos hacen recordar que todos los humanos nos equivocamos. Quiero hoy recordarles que todas las personas tenemos cosas buenas y malas, cualidades, y defectos, hemos hecho cosas de las que nos sentimos orgullosos y otras que nos dan vergüenza. Nadie es completamente héroe o completamente villano, sin embargo, hay personas que definitivamente serán recordadas por todo lo bueno o malo que hicieron.

Lo importante es que a través de este oracional aprendan a amar mucho más a Dios. Estaremos reflexionando en torno a su relación con Dios. Él es el que nos ha creado y nos ha dado muchas capacidades para que salgamos adelante. Espero que leerlo y orarlo los ayude a crecer en Él. Ánimo.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Octubre 2017

¿Egoístas o amorosos?

El corazón de los seres humanos está siempre enfrentado a la realidad del amor o del egoísmo; el amor que da fruto, que hace brillar y que deja huella, o el egoísmo que encierra, que marchita, que roba la luz y deja oscuridad y cicatrices. Es el gran dilema de toda nuestra historia; la literatura ha sabido plasmarlo bien y también ahora vemos en la televisión series en las que podemos identificar la bondad de ciertos personajes y la maldad de otros.

Es la batalla de cada hombre y cada mujer por decidir en cada instante de su vida si deja una huella o una cicatriz. Algunas se dejan en las personas; otras, sobre la propia piel. Es impresionante cómo los actos de una persona parecen cobrar vida propia y desencadenar una serie de consecuencias que son difíciles de predecir. Lo que sabemos es que el bien engendra bien, que el amor produce amor, y que el egoísmo deja soledad y temor. Y aunque muchas cosas no son completamente buenas o completamente malas, porque precisamente no sabemos bien cómo pueden terminar a la vuelta el tiempo, sí sabemos lo que tenemos en el corazón a la hora de decidir, de actuar, de hacer. Eso debemos plantearnos ante cada decisión, incluso, pequeña, pero que puede ser importante… “¿aquí quiero dejar una huella o una cicatriz?” y que esa respuesta nos guíe a actuar, preferiblemente sembrando amor y entrega generosa.

Espero que la lectura de la Puerta a la Palabra sea un motivo para ser cada día menos egoísta y vivir en el amor. La lectura de la Palabra de Dios nos tiene que ayudar a crecer como seres buenos, que construimos sin miedo una sociedad mejor. Agradezco al Padre Carlos Alvarez por los comentarios de los domingos y al Padre Gustavo Mesa por los comentarios de lunes a sábado. Siempre oramos para que Dios nos haga mejores seres humanos. Ánimo.

Bendiciones.

Adquiere tu suscripción aquí