OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Abril de 2015

Caminar hacia la plenitud

La vida no se puede hacer sin un sentido. Tenemos que saber para dónde llevamos la existencia. ¿Qué respuesta hemos encontrado o fabricado a las preguntas fundamentales de la vida?. Nosotros, los creyentes, hemos encontrado en Jesús el sentido de la vida.

Esto es, su propuesta existencial nos ha ofrecido una manera de vivir que nos muestra una meta de realización y felicidad; nos ha respondido a las preguntas fundamentales de la vida; nos ha mostrado el valor de las personas con las que compartimos la historia. Por eso, todos los días nos esforzamos por vivir a la manera de Jesús, tratando de hacer del servicio, el amor, el perdón, la solidaridad nuestra forma de actuar y de vivir a diario.

En esta ocasión cada oración, cada reflexión, cada tarea buscan que vivamos teniendo a Jesús como nuestro Señor y hagamos de su proyecto, el nuestro. De esa forma no estaremos nunca en tinieblas sino que sabremos por dónde estamos caminando, para dónde vamos y cómo estamos haciendo la vida misma. Es necesario dejar que tu corazón esté abierto a esta experiencia y que puedas construir la vida con serenidad y paciencia. Déjate sorprender por las reflexiones y busca estar siempre dispuesto a la acción de Dios.

Estaremos orando por ti. Gracias por tu compañía y tu solidaridad. Te recuerdo que no está bien fotocopiar, escanear, ni pasar por whatsapp ninguna de estas reflexiones ni oraciones. Al hacerlo estás poniendo en riesgo que podamos seguir evangelizando desde el Centro Carismático Minuto de Dios. Agradezco a mi equipo de trabajo y a los productores de contenido.

¿ Qué respuesta hemos encontrado o fabricado a las preguntas fundamentales de la vida?

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Jóvenes Abril de 2015

La oración es fuente de crecimiento personal

La oración es fundamental porque nos prepara para lo que Dios quiere. La fe es alimentada por la oración. Es en el diálogo interior con Dios como comprendemos todo eso que la razón nos muestra inalcanzable.

Este es el mes propicio para abrir el corazón y dejar a Dios entrar y ser en nosotros. Es el instante para tratar de leer las experiencias de la vida desde la óptica de Dios, desde su amor, desde su misericordia. Cuando leemos la vida desde su amor ya no tenemos por qué amargarnos ni quejarnos, sino que debemos dar gracias porque sabemos que algo extraordinario está haciendo para nosotros. Acércate más a Él y a su Palabra.

Orar es mucho más que hablarle, es saberlo presente, es tenerlo en el corazón. Es celebrarle con la alegría de todos los días y con el gozo de la comunidad que se siente bendecida por Él en la liturgia. Por eso, cuando más en oración estamos, somos más conocedores de nuestra pequeñez, y más necesitados del poder de Dios nos mostramos.

En este oracional hay una gran oportunidad para que crezcas en tu oración personal. Cada reflexión y cada tarea te ayudarán a estar en una relación más íntima e intensa con tu Dios. Con ese que te quiere en tu juventud y que está buscando la manera de que tu corazón sea suyo.

Estoy seguro de que el Oracional es motivo de bendición en tu vida. Te hace vivir de una manera auténtica tu vida y te llena de matices muy diferentes a como viven la gran mayoría de jóvenes. Vivir desde Dios te hace diferente y muy feliz. Agradezco a Jorge López su colaboración en este oracional. Oro por él y por cada uno de los que me ayudan a entregarle este oracional a cada uno de ustedes. Ánimo.

Los bendigo En el diálogo interior comprendemos todo eso, que la razón nos muestra inalcanzable.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Niños Abril de 2015

La verdad ante todo

¿Conoces el cuento del Pastorcito mentiroso?. Es aquel niño que gritaba en el campo y con gritos: “¡viene el lobo, viene el lobo!”; esto lo hizo muchas veces, y cuando los adultos corrían a socorrerlo, al llegar se daban cuenta de que era mentira; hasta que una vez volvió a gritar: “¡viene el lobo, viene el lobo!” Y nadie fue a auxiliarlo pues nadie creía ya en sus palabras; y lo peor fue que ese día llegó el lobo, pero, nadie le creyó. Esta es una de esas historias que siempre les recuerdo a mis sobrinos, porque desde ella mis papás me enseñaron dos cosas que quiero hoy ustedes también recuerden:

1. La importancia de decir la verdad; todo lo que hacemos, decimos o vivimos debe estar basado en la verdad, ya que sólo desde ella vamos a cosechar credibilidad, esto significa que la gente va a creer en nosotros y esto sí que es importante; imagínense que sólo con saber que algo es dicho o viene de una persona que posee esa virtud es suficiente para que esto mismo sea creído.

2. Una persona que dice la verdad está trabajando en la honestidad; ser honesto es tener principios y vivirlos a conciencia; la honestidad garantiza la confianza y muchas otras actitudes. La práctica de estos valores es diaria y se hace en todos los lugares donde nos encontremos. Por eso, hoy los invito a que los incluyas en tu vida y, así, cuando llegues al mundo de los adultos a donde algún día vas a estar, todo el que te rodee crea en tu ejemplo de vida. Que las reflexiones de este mes te ayuden a ser mejor. Agradezco a Liliana Moisés su colaboración en este oracional.

Gracias a Liliana Moisés por su participación en este oracional. Pido por ti y te deseo todo lo bueno. Ánimo. Dios está contigo y te ayuda a ser plenamente feliz. Fuerza en él.

Todo lo que hacemos, decimos, vivimos debe estar basado en la verdad.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Abril 2016

Ungidos por el Espíritu

La lectura de la Palabra de Dios es muy importante para un creyente, ya que en ella encuentra el amor, la fuerza, la luz, la compañía que necesita para seguir en el camino del discipulado. Es necesario acercarse a la Palabra con dos actitudes muy precisas: disposición y compromiso. Sin estas actitudes la lectura de la Palabra corre el riesgo de ser una experiencia cualquiera que no impacte de manera definitiva nuestra alma.

1. Disposición; es apertura, esfuerzo por comprender el sentido; sencillez para dejarse impactar del mensaje. La apertura implica no creer que ya se sabe lo que va a decir, ni forzarla a decir lo que uno quiere. Apertura es dejar que el corazón, libre de todo prejuicio, se sumerja en el mar de la verdad de la Palabra. La disposición es esfuerzo por comprender, estudiar, y seguir la pista que el mensaje del texto va dejando. Todo desde la sencillez del que quiere aprender, eso implica cero orgullo y ninguna pretensión de saber más que el texto.

2. Compromiso; la Palabra que se lee en este cuadernillo no es para satisfacer curiosidades, acumular conocimiento, ni polemizar con otros. Es para encontrarle sentido a nuestra vida. Es lámpara en lo alto que guía el camino que recorremos. Lo importante es hacer un compromiso profundo con esa Palabra. Dejar que ella toque nuestro interior y desde allí nos lleve a comprometernos con actitudes distintas a hacer la vida. Nos tiene que mover a ser mejores seres humanos leer la Palabra. No puede ser simplemente una “manía” leerla todos los días y ya, tenemos que ser mejores seres humanos.

Agradezco al Padre Dios la oportunidad de poder compartir con ustedes este material. Dios nos va formando a través de su Palabra y nos va abriendo caminos para que sigamos luchando por ser mejores. Pido al Dios de la vida que bendiga al padre Carlos Álvarez G., que comenta los domingos, y al Padre Jorge Moya, que comenta los días de semana. Gracias por compartir esta herramienta espiritual con nosotros y por seguir adelante.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu suscripción aquí