OracionalesEl Man Está vivo!

 

image

Oracional Niños Marzo 2015

Dios Te Bendice

Estoy seguro de que Dios te ama y eres muy valioso para Él. Nada puede apartar del amor de Dios. Él quiere que seas feliz y está siempre a tu lado. Eso sí, quiere que seas capaz de vivir de una manera constructiva y solidaria, que puedas ser feliz tú y hacer felices a aquellos que están a tu alrededor y son importantes para ti.

Para poder ser feliz y vivir a la manera de Jesús lo primero es amarte y cuidarte tú mismo, que sepas que eres bien valioso y no puedes dejar que nadie te dañe. Pero también tienes que aprender a conocer, aceptar y valorar a los demás, eso es fundamental para poder ser feliz. Sin esas características no se puede alcanzar la felicidad.

Tus padres, tus hermanos, tus amigos, tus profesores son muy importantes y requieren que tú pongas de tu parte en la relación. Es necesario que los ames, los valores y les ayudes. Ellos están en tu vida para ayudarte a construir, lo mejor posible tu proyecto.

En el presente oracional hacemos un esfuerzo contigo por compartir de manera clara y sencilla los valores que nos deben caracterizar como urgente buena sociedad. Espero que goces cada oración cada reflexión y cada tarea porque han sido escritas con amor para que tú aprendas a ser mejor. Gracias por estar atento a nosotros y por compartir este oracional.

Le doy la bienvenida a nuestro equipo de contenido a Jenny R. Chantree Parra, Psicóloga, quien con este oracional se integra a esta familia que quiere hacer el bien. Que Dios la cuide y la bendiga siempre A ti te deseo lo mejor y pido a Dios que te llene de su felicidad.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios
 
  

 

Adquiere tu Suscripción aquí

 

 

 


 
 
 
 
 
 
 
 

 

image

Oracional Jóvenes Marzo de 2015

Estás Construyendo Tu Futuro

Me alegra mucho estar en contacto con ustedes todos los meses a través de este oracional. Tengo mucha admiración por ustedes. Admiro la libertad con la que enfrentan la vida; su osadía, su capacidad de intentar ir más allá. Admiro la manera como se relacionan con amigos, la franqueza y la sinceridad al hablar. Admiro la fuerza con la que lucha por sus objetivos existenciales y la realización de proyectos. Esa admiración está asociada a una clara decisión de propiciarles espacios de reflexión, que ayude a tener claro el sentido de cada una de las acciones y opciones fundamentales que tienen. No es mi intención sermonearlos y decirles qué deben hacer.

Como siempre, cada reflexión propone ideas que deben ser pensadas con responsabilidad. No se trata de verdades que quiero que repitan sino de ideas que te ayuden a comprender cada una de las situaciones que estás viviendo. En esta oportunidad, con la ayuda de Carlos Alberto Vargas Méndez, te propongo que reflexionemos en torno al futuro. Ese que estás construyendo con cada una de las decisiones que estás tomando. Ese que no está fabricado ni decidido sino que estás elaborando con tus acciones diarias. Por eso tienen qué saber qué es lo que decides y haces hoy.

No quiero imponerte nada pero sí quiero que reflexiones sobre cada una de tus decisiones y acciones. Todo esto en un contexto espiritual. En un contexto trascendental de relación con Dios. Diálogo que realizas desde la espontaneidad, la sencillez, la alegría y la cotidianidad. No es un diálogo impuesto, ni artificial sino que se trata de compartir lo que nos caracteriza en la vida. Espero que sea un hábito para ti conversar con Dios y abrirle el corazón a su acción y a su Palabra.

Agradezco tu compañía en esta aventura espiritual y espero que puedas gozar cada momento. Si tienes preguntas o sugerencia me puede escribir y compartir lo que piensas y sientes. Estaré orando por ti y los tuyos.

 

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

 

Adquiere tu Suscripción aquí

 

 

 


 
 
 
 
 
 
 
 

 

image

 

 

 Somos Luz Del Mundo

Nuestros comportamientos no pueden ser iguales a los que creen y han hecho del mal su manera de actuar. A nosotros en nuestras palabras, nuestras acciones y proyectos se nos tiene que notar que somos dignos de Dios. Eso significa ser luz del mundo. Significa iluminar con nuestra vida la sociedad, que a veces parece a oscura, debido al dominio del mal. Un creyente hace el bien, vive en el amor, en el perdón, en la justicia, en la solidaridad. Amar a Jesús se tiene que notar en nuestro diario vivir. No podemos seguir siendo cristianos a los quien no se les nota la fe. Creer en Él nos hace vivir de manera diferente porque nos hace respetar, comprender, amar perdonar al otro.

El oracional tiene como objetivo hacerte reflexionar sobre tu compromiso de ser un verdadero creyente. Sólo se puede dar testimonio de la fe su uno es feliz, si uno sabe comportarse en comunidad.

Sé que sin la fuerza de Dios no podemos se luz del mundo, por eso pido al Dios de la vida que te llene de su poder, de su amor, de su Espíritu Santo y te haga sentir que estando en su presencia todo lo puedes. No tengas miedo de ser bueno, Dios sabe recompensar nuestro actuar. Echa fuera de ti todo sentimiento y pensamiento malo, trata de vivir para Dios y que sea Él quien guíe tu vida. Comparte con otros tu fe, pero no de manera brusca o agresiva sino con el ejemplo y las palabras sabias, La dulzura y la amabilidad son necesarias para compartir la fe con otros.

Te pido que regales un oracional a una persona que no lo conozca y que creas que le puede hacer bien. Es una manera de ser luz del mundo. Estaré orando por ti y por los tuyos. Te deseo todo lo bueno y gracias por tener este oracional en tus manos. Bendiciones para todos.

Bendiciones

 

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

 

Adquiere tu Suscripción aquí

 

 
 
 

 

image

Puerta a la Palabra  Marzo de 2015

El valor de la Palabra

El capítulo 11 del Evangelio de Juan narra el pasaje de la resurrección de Lázaro. En estos días estuve revisando el texto; y me encontré con algo maravilloso: Jesús está parado frente a la tumba del amigo. En ella todos ven el triunfo de la muerte, ven la derrota de la vida, ven la fatalidad y nada más. Pero Jesús confía en su Padre. Aunque está triste por la muerte del amigo y llora, confía. Cuando pide que quiten la piedra de la tumba, Marta le dice que ya el hermano huele mal; sin embargo, Jesús le dice que si cree verá la gloria de Dios. Y así manda a quitar la piedra del sepulcro, y dijo: “Padre, te doy gracias porque me has escuchado. Yo ya sabía que tú siempre me escuchas.

La visión de Jesús no está en la muerte, no se queda mirando lo que todos ven, Él ve algo más, ve el poder del Padre que escapa a toda lógica y va más allá de los límites de la razón. Esa palabra de poder que Jesús manifestó sobre Lázaro, está siendo lanzada día tras día sobre nosotros. Pero necesitamos creer que es posible, que el Señor noes está dando una nueva vida. Una vida distinta, porque no hay una razón, ni una enfermedad, ni una situación, que sea más poderosa que la Palabra de Jesús. Pero nos paramos frente a nuestras situaciones de muerte como la muchedumbre que estaba ahí; creyendo que Dios no es mucho lo que puede hacer. “Padre, cómo Dios va a cambiar a mi marido…” “Ay, padre, es porque usted no conoce mi situación, por eso dice eso”. Esas son algunas frases que escucho a diario. Y seguramente no conozco su situación o a sus parejas o sus problemas; pero conozco el poder infinito de Dios, del Señor que hace nuevas todas las cosas y que ahora está pronunciando una Palabra de bendición y de poder sobre tu vida. Levántate de tu situación de muerte, que no sean excusas que estás atado, ni que ya la cosa lleva mucho tiempo y huele mal; porque nada de eso es limitante para Dios. Nada de eso puede frenar el poder de la Palabra renovadora que ahora está pronunciando sobre ti.

Espero que la lectura de la Palabra y de los comentarios que el Padre Jorge Moya y Carlos Alvarez G., te permitan vivir esa experiencia de confianza, de vida que nos da el creer en Padre Dios. Que cada una de las lecturas te hagan vivir su presencia. Bendiciones

Bendiciones

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios
 

Adquiere tu Suscripción aquí