OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Agosto 2018

Editorial

San Pablo nos recuerda que la Palabra de Dios es viva y eficaz, más cortante que espada de dos filos y penetra hasta el más profundo del corazón del hombre, Heb. 4, 12-13, esta afirmación de uno de los hombres que, una vez abrió su corazón a Jesús, entregó los últimos años de su vida al anuncio de la buena noticia del Evangelio, estuvieron vigentes en su época, lo siguen hoy así como le seguirán mañana porque Jesucristo es el mismo ayer, hoy y siempre.

Pero ¿qué significa esta expresión para el hombre hoy? Significa que una vez recibida, acogida y vivida nada seguirá siendo igual para quien la recibe. Pablo da testimonio de ello. Él, hombre bien estructurado académicamente, con título de oficial y que tenía a su haber, entre otras, la responsabilidad de impedir que se extendiera el cristianismo y que por eso perseguía y asesinaba a los creyentes, cuando tuvo su encuentro con Jesús, su vida cambió de manera radical.

Arrepentido, como suele pasar con toda persona que se deja tocar por el Espíritu Santo, reconoce cuán equivocado estaba al llevar una vida a espalda del Señor, y decide acoger la propuesta de la Buena Nueva de Evangelio. Desde ese momento, dice, “ya no soy yo quien vive, es Cristo quien Vive en mí,” Gal, 2,20, con esa convicción asume la tarea de evangelizar a todos los pueblos en los que pudo hacer presencia.

San Juan Eudes, sacerdote francés quien vivió entre 1601 y 1680, se apropió de esas palabras, las cuales sumado a su interés de trabajar en la formación de sacerdotes que vivieran el evangelio con nuevo ardor y a pesar de vivir en un época adversa a los temas de fe por los errores de la jerarquía eclesial de la época quienes anteponían a la propuesta del Evangelio sus intereses personales a nivel político y económico, logró crear una pequeña comunidad de evangelizadores que en su ejercicio ministerial combinaban la acción social con el espiritual. Esa pequeña comunidad se conoce hoy como sacerdotes de la Comunidad de Jesús y María, ò padres eudistas, cuya fecha se celebra el 19 de agosto.

Ponemos en manos de Dios a los padres eudistas y a los sacerdotes de todo el mundo y oramos al Señor para crezcan en santidad y amor a Èl.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Julio 2018

#EresInvaluable

Todos tenemos valor incalculable como seres humanos, aunque haya etiquetas que a veces parecen separarnos, y que con frecuencia hacen que otros nos perciban con un mayor o menor valor, simplemente, por prejuicio.

Tenemos unas estructuras sociales que nos hacen perder de vista nuestro valor como seres humanos, y que olvidemos el valor de los que nos rodean, especialmente, de aquellos con los que la discriminación se ha ensañado con mayor fuerza. Por eso he venido trabajando la experiencia #EresInvaluable.

Creo profundamente en el valor incalculable, innegociable y absoluto de todos los seres humanos. Un valor que no puede definirse por el lugar de origen, color de piel, posición económica. Basta ya de patrocinar que haya ciudadanos de tercera categoría en nuestras regiones, en nuestras ciudades, incluso, al interior de nuestras propias casas.

Recuperemos el reconocimiento de lo más humano de los otros, de sus rasgos más geniales, de sus actuaciones llenas de coraje o de bondad. Por eso he querido invitar a todos con esta experiencia, a que recuerden que su sacrificio diario es válido. Que las madrugadas para asegurar el bienestar de sus hijos son actos heroicos; que su sonrisa en medio de las dificultades es absolutamente necesaria; que su determinación a enfrentar la mínima injusticia son vitales para ser una mejor sociedad.

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Oracional Jóvenes Julio 2018

Dios es joven

Este oracional tiene que ser una oportunidad para que en la medida en que vas creciendo en tu relación con Dios vayas apropiándote de los valores que te garantizan una buena relación con las demás personas, el valor que tienes, tu compromiso con la sociedad y el mundo que te rodea. Vivir como hermanos es lo que llamamos comunidad. Por eso, en esta ocasión reflexionaremos la juventud de Dios. Sí, Dios es joven, y así lo dijo el papa Francisco en su libro Dios es joven. Ahí, el Papa nos da sus impresiones sobre temas que los tocan a ustedes, a través de estas reflexiones sobre el dolor, la alegría, la corrupción, el futuro, sus dones, en fin las cosas buenas y las no tan buenas que rodean a la juventud. Con ello quiero invitarlos a construir felicidad, a luchar por una sociedad mejor, a enseñarles que una vida de la mano de Dios nos asegura gozo. Cuando estás con un grupo de jóvenes, ¿qué cosas pueden decir o hacer otros que te hagan sentir bien? ¿Qué cosas te hacen sentir mal? Aprende de memoria la regla de oro: trata a los demás como quieres que los demás te traten. Estoy seguro de que puedes cada día aprender a vivir respetando a los demás. Agradezco a Alejandro Guedez quien es el productor de contenido. Te bendigo y te deseo lo mejor.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Julio 2018

Creciendo en Dios

Este oracional lo escribo para que cada día vayas aprendiendo más en tu dimensión espiritual y puedas ser un humano feliz. Orar y reflexionar es una manera de crecer.

Otra de las cosas inteligentes que puedes hacer para crecer es saber que no todos pueden estar contigo siempre. Hay amigos que se van, o porque quieren, o porque les toca; incluso, alguna vez en la vida tendrás que aprender a vivir sin tu familia, porque viajarás o tendrás tu nueva familia propia, porque tus padres van a irse algún día a estar con el Padre Dios.

Y lo mejor que podemos hacer es gozarnos a la gente que tenemos, sentirnos afortunados por compartir con ellos la vida y hacerles saber con nuestras palabras y con nuestra manera de actuar, que los amamos y que son importantes para nosotros. Y así, el día que deben alejarse por cualquier motivo, tú tendrás la tranquilidad de haber compartido con ellos unos años maravillosos.

Serán bonitos recuerdos, sin aferrarte a los que ya no están ni sufriendo por las cosas que podrías haber hecho y no hiciste, o por lo que podrías haber dicho y callaste. Hay que aprender a compartir la vida que sí tenemos, a darnos, a gozarnos, a estar felices por compartir con ellos todos los días. Doy gracias a Carlos Alberto Vargas, productor de contenido. Te bendigo.

Adquiere tu suscripción aquí