OracionalesEl Man Está vivo!

 

 

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Oracional Adultos Febrero de 2017

Amor infinito

El amor de Dios es infinito. Es un mar en el que podemos sumergirnos y empaparnos de Él. Todos los días tenemos que recordar cuánto nos ama Dios. Si tenemos claro su amor por nosotros podremos sentirnos más fuertes para vencer el mal. El desamor es el que nos hace pecar. Creer que no somos importantes para Dios nos hace más débiles a las tentaciones de seducción y opresión del mal. Por eso, al iniciar un nuevo mes debes renovar tu sentimiento de saberte valorado y amado por Dios. Él no permite que nada te quite tu gran valor.

El amor de Dios tiene que ser fuente para el amor propio. Si Dios nos ama nosotros tenemos que aprender a amarnos. No podemos vivir despreciándonos ni creyendo que somos basura, eso sería dudar del poder creador de Dios y acusarlo de hacer lo imperfecto. Dios te ama, luego tú tienes que amarte y eso lo demuestras si eres capaz de cuidarte.

El amor de Dios también nos lleva a amar a los hermanos, a servirles, a perdonarlos y a estar dispuestos a ayudarlos en todo. Tienes que esforzarte en aceptar y amar a todos los que Dios pone en tu vida. Ellos son una manifestación constante del amor de Dios, que no quiere que estés solo y busca bendecirte constantemente.

Les agradezco la fidelidad hacia este oracional. Gracias por no fotocopiarlo ni mandarlo por whatsapp. Compren varios y regálenlos a sus amigos que no lo conocen. Doy gra- cias a Brandon Barceló, seminarista eudista, por su colaboración, pido a Dios lo bendiga y lo haga feliz. Gracias a todos.

Adquiere tu Suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Oracional Jóvenes Febrero de 2017

Para empezar...

He estado escribiendo y hablando sobre cómo iniciar un proyecto o una empresa. Todo inicio necesita, por lo menos, tres actitudes: esperanza, confianza y disposición al trabajo. Para poder iniciar un nuevo día, una nueva experiencia es necesario tener esperanza en que todo va a ser mucho mejor. Uno se lanza con la certeza de que todo saldrá bien, de que podrá conquistar los planes y nada impedirá dar lo mejor de uno para lograrlos.

Esta esperanza debe estar acompañada de confianza en uno mismo, en las capacidades y cualidades. Quien desconfía de sí mismo está condenado a fracasar. Tu pensamiento te tiene que decir que eres capaz, tus palabras tienen que expresar la confianza que hay dentro, las acciones tienen que estar untadas de esa seguridad interior de que eres capaz de lograrlo.

Y se necesita trabajar duro, con esfuerzo, dedicación, inteligencia, firmeza y ternura. Desde que te levantas hasta que vuelves a dormir debes estar en disposición de hacer todo lo necesario para alcanzar las metas que tienes.

Muchos fracasan porque esperan que el azar les ayude y eso no va a pasar. Otros le dejan la tarea a Dios y creen que Él nos suplantará en nuestras tareas, lo cual no es lo que se expresa en la Biblia; pues Dios siempre respeta la libertad humana y no lo suplanta nunca. Ten fe y confía en Dios, Él te dará fuerza para trabajar hasta el extremo y conseguir tus objetivos. Son las tres actitudes que te invito a tener en todos los proyectos que inicias. Adelante, joven.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Kids

Oracional Niños Febrero de 2017

Son valiosos

Los niños son muy amados por Dios. Él los ha creado para que sean felices y desarrollen de la mejor manera la vida. Ustedes son valiosos y nada ni nadie les puede quitar ese valor. Tienen que amarse y respetarse mucho; traten de ser las mejores personas que puedan, sólo así podrán ser felices para Dios.

Siempre es importante que ustedes tengan un buen diálogo con sus papás; ellos quieren lo mejor para ustedes y son los que pueden ayudarles en las dificultades que tengan. No dejen que nadie les haga creer que sus padres no los escucharán, estoy seguro de que están dispuestos a dar la vida por ustedes. Todos sus temores, sus preocupaciones, sus sueños convérsenlos con ellos, ya que podrán ayudarlos a realizarlos.

Este oracional quiere ser una experiencia de encuentro con Dios y una posibilidad para que reflexionen y traten de mejorar todas las situaciones que no estén bien. Dios siempre quiere ayudarnos para salir adelante. Por eso vale la pena que ustedes hagan estas oraciones y reflexiones con toda la atención posible.

Agradezco a Liliana Moisés, la productora de contenido, y a todos los que hacen posible que llegue hasta sus manos esta herramienta. Estaré orando por ustedes y siempre pido a Dios que los apoye y los haga muy felices.

Adquiere tu suscripción aquí

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

Una Puerta a la Palabra Febrero 2017

Hacerse preguntas

Me gusta la gente que pregunta; la gente capaz de averiguar el sentido de las propuestas que recibe y analiza bien cómo la va a afectar. Quien acepta sin preguntar corre el riesgo de ser engañado o de no entender nada de lo que le están ofreciendo. En la fe hay que saber preguntar, no con duda ni desafiando a Dios, pero sí tratando de entender qué es lo que propone.

María, ante la propuesta del Arcángel, pregunta ‘¿cómo será esto?’ No acepta sin pensar, no se ve obligada a aceptar sin razones ni argumentos. Ella trata de entender qué es lo que está proponiendo Dios, cuestiona cuál es el sentido de la propuesta que le están haciendo para poder comprometerse y dar lo mejor de sí.

Así tenemos que vivir todos: pensando y entendiendo qué sentido tiene lo que estamos viviendo en nuestro proyecto de vida. No se puede vivir por vivir, hay que entender para dónde vamos y qué estamos construyendo. Aprendamos de ella, la Madre de Jesús: cuestiona, interroga, analiza bien antes de decirle ‘sí’ a Dios. Él nunca te va a engañar, pero tú sí debes tener presente qué es lo quiere de ti y así no tener sorpresas con el paso del tiempo. Es primordial que entiendas la misión que se te ha encomendado para que la puedas vivir a cabalidad.

El sentido crítico no se pierde con la fe. Cuestionarnos nos garantiza saber el rumbo de nuestra vida; esa es la única manera de no encontrarnos con sorpresas existenciales luego de tomar decisiones. Sólo se puede dar la vida por aquello que hemos entendido y comprendido. En todo relato de vocación siempre hay una objeción por el vocacionado para mostrar la necesidad de entender lo que Dios quiere. Si somos creyentes, nuestras respuestas a las preguntas que nos hacemos tienen que coincidir con la propuesta existencial de Jesús, que es el camino, la verdad y la vida (Juan 14,6).

Tenemos nuevo diseño que espero disfruten. Gracias a Carlos Alvarez G, por los comentarios de los domingos, y a Gustavo Mesa por los comentarios diarios.

Adquiere tu suscripción aquí