OracionalesEl Man Está vivo!

Oracional Jóvenes Febrero de 2016

Oracional !El Man está Vivo! Jóvenes

Sé alegre

La juventud es una época de alegría. Los jóvenes disfrutan cada una de las experiencias que tienen y tienden a ser personas que ríen mucho, que gozan sus ocurrencias y los descubrimientos que van haciendo. Esa alegría no se puede perder, sino que tiene que transformarse en la alegría espiritual, esa que da Jesús con el poder de su Espíritu a todos los que abrimos el corazón.

Este oracional es un camino para tomarse en serio la alegría y tratar de ir creciendo en los valores del Reino que se expresan en actitudes muy concretas. Espero que el oracional te haga mejorar y crecer como ser humano. Cada vez que eres dueño de tus actos, cuando sabes por qué dices y haces lo que dices, irás creciendo y orientando de la mejor manera tu vida. Porque tú tienes que hacer que tu vida vaya por el camino que crees es lo mejor.

Estar en contacto con Jesús, a través de las oraciones, tiene que ayudarte a conocerte más, a ser más tolerante y comprensivo con las personas y a tener una experiencia espiritual más fuerte. Que nada de la vida diaria te quite las ganas de mejorar, de crecer y de ser un buen ser humano. Confía en tus cualidades, en tus capacidades, en tus dones y trata de respetar a los que te están a tu lado para descubrir todas las virtudes y capacidades que Dios ha puesto en ellos. Pero, sobre todo, confía en el poder de Dios; y mantén una relación intensa e intima con Él.

Agradezco a mi equipo de trabajo y sobre todo a Jorge López, productor de contenido. Pido a Dios los bendiga y los llene de su amor y de su paz. /p>

Que nada de la vida diaria te quite las ganas de mejorar, crecer y ser un buen ser humano.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu Suscripción aquí

Conoce todos los Oracionales

 
 
 
 
 
 

Oracional Niños Febrero 2016

Oracional ¡El Man está Vivo! Kids

Sé Alegre

Dios es alegría y quiere invitarnos a vivir en la alegres. El nos ha creado para que seamos felices y nos da la fuerza del Espíritu Santo a diario para que podamos vencer todas las dificultades. Desde ahora, querido niño, tienes que entender que la verdadera alegría es fruto de tener una sana relación contigo, con las personas que están a tu lado y una buena experiencia espiritual. La alegría no es fruto de lo que tenemos ni mucho menos de los aplausos que recibimos sino de ser personas coherentes, constructivas y servidoras.

No puedes dejar que ninguna situación en los juegos con tus amigos, en el colegio, en la relación con tus hermanos, en la relación con tus padres te quite la paz y te vuelva triste. Ten claro que todo se pasa y que siempre puedes volver a empezar. No dudes de la fuerza de Dios en tu vida y de todo lo que El quiere para ti.

Seguro habrá momentos en los que te sientas triste, y eso es normal y necesario. Normal porque todos los seres humanos pasamos por estas situaciones. Necesario porque las dificultades nos hacen crecer. Por eso cuando estés triste pregúntate claramente cuál es la razón de tu tristeza y trata de ver si puedes hacer algo por cambiarlo, en caso que no puedas trata de ver qué aprendes de esa situación; lo importante es no dejar que todo se vuelva gris y triste por una experiencia que has tenido.

Siempre estoy orando por ti y le pido a Dios que bendiga a tus padres. Sé fuerte y lucha por ser feliz. Hoy quiero que ores por Liliana Moisés, la mama de Julián y Santiago, quien es la productora de contendido. Gracias por leerme y por no dejar de orar por nosotros en el Minuto de Dios. Te pido que dejes que cada oración y reflexión te ayude a ser mejor. Bendiciones.

Ten claro que todo se pasa y que siempre puedes volver a empezar.

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu Suscripción aquí

Conoce todos los Oracionales

 
 
 
 
 

Puerta a la Palabra Febrero de 2016

Una Puerta a la Palabra

Año de la misericordia

La misericordia es la acción de Dios en nuestra vida. Todas sus manifestaciones en la vida del hombre son para perdonarlo, levantarlo, realizarlo. La expresión máxima de la misericordia es la encarnación; en ella asume nuestra condición humana -excepto en el pecado- para mostrarnos cuál es el camino, la verdad y la vida que nos conduce a Él. Relacionarnos con Dios significa asumir sus lógicas misericordiosas y dejarnos llevar por el amor de su Espíritu. Por eso no es de extrañar que cuando Jesús quiere dar las razones de su actuar muestre a un Padre misericordioso que deja libre a su hijo para que haga lo que quiera y viva las consecuencias de sus acciones, y luego lo recibe con los brazos abiertos para mostrarle que no puede estar mejor en ninguna otra parte que no sea en la Casa del Padre (Lucas 15,11-32).

Es necesario actuar como Dios: misericordiosamente. Es urgente aprender a amar al otro sin miedo y sin manipulaciones; preferir el diálogo que cualquier manifestación de violencia; sanar, en vez de herir. Es urgente dar más abrazos y evitar los golpes; dar más besos y negarnos a las ofensas; acariciar en vez de señalar y juzgar. Es urgente que entendamos que el perdón es la única manera de poder vivir con otros en felicidad. Es urgente que sea más escandaloso la corrupción, en todas sus formas, que las manifestaciones de la condición sexual de las personas.

Ser creyente es sentir la misericordia de Dios con nosotros y practicarla con los hermanos. El que reza y va culto es porque vive la misericordia y entonces celebra con Dios la ternura vivida y practicada. El Papa Francisco, el apóstol de esta época tardomoderna, tan poco entendida por algunos, nos está invitando a hacer que en este año impere la misericordia en todos nuestros actos y hagamos sentir a los demás el amor infinito que Dios tiene para nosotros. No se vale ser cristiano si no es misericordioso. La tarea es dar besos, abrazos, decir palabras de motivación, ayudar al hermano, sanar, bendecir al otro y hacer todo lo posible para que el que llegue hasta nosotros se sienta bien y pueda tener las condiciones mínimas para realizarse dignamente.

Los textos de este mes nos ayudarán a comprender la misericordia como la acción de Dios en nosotros para nuestros hermanos. Gracias al padre Carlos Alvarez por los comentarios del domingo y al padre Jorge Moya por los comentarios diarios. Bendiciones a todos. Gracias por estar siempre con nosotros.

 

 

Bendiciones

Adquiere tu Suscripción aquí

Conoce todos los Oracionales

 

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

 
 
 
 
 
 
 

Oracional Adultos Enero de 2016

Oracional !El Man está Vivo! Adultos

2016: año en el corazón del Padre misericordioso

Estamos aquí listos para iniciar un nuevo año. Lo asumimos como una nueva oportunidad para seguir construyendo nuestro proyecto de vida. La vida no está hecha, tenemos que ir haciéndola todos los días con inteligencia, sabiduría, compromiso y mucha coherencia. Dios nos ha dado las capacidades que necesitamos para realizar las distintas tareas existenciales que tenemos y, a la vez, nos acompaña todos los días con su fuerza y poder para ayudarnos, desde dentro de nosotros, a realizarlas.

Este nuevo año lo ponemos en las manos de Dios. Con la certeza de que tenemos que dar lo mejor de cada uno de nosotros para alcanzar las metas que nos hemos propuesto. Somos responsables de nuestra vida y desde ya somos conscientes de que todo lo que suceda en este año tiene que ser de nuestra responsabilidad.

Tenemos tareas muy concretas para este año. Todos hemos organizado los objetivos y las metas que queremos alcanzar y estamos dispuestos a darlo todo por alcanzarlos. Es necesario que todo esté estructurado y sea fruto de la planeación que hemos hecho.

Agradezco a Beto Vargas que es el productor de contenido y a cada una de las personas que forman parte de mi equipo de trabajo para que este oracional llegue a sus manos. Ojalá una de las metas de este año sea no fotocopiar el oracional, ni pasarlo por redes, sino adquirir uno más, cada vez, y repartirlo a una persona que todavía no lo conoce. Gracias por estar siempre aquí y pido al Señor que te bendiga y te haga feliz. Ánimo.

Tenemos que dar lo mejor de cada uno de nosotros para alcanzar las metas.

 

 

 

 

 

  • Escrito por
    Padre Alberto Linero
    Vicepresidente Organización Minuto de Dios

Adquiere tu Suscripción aquí

Conoce todos los Oracionales