Proceso para liberarte de lo que no te deja avanzar

Proceso para liberarte de lo que no te deja avanzar

Hay experiencias que permanecen demasiado tiempo en nuestro corazón porque lo permitimos. A veces nos acostumbramos a las situaciones tristes y malas y dejamos que se instalen en nuestra vida para siempre. Otras veces creemos que tenemos que sufrir y llorar todo el tiempo por algo que pasó y que nos demostró que habíamos cometido un error. Hay que despejar la vida de todo lo que no aporta y no nos deja crecer ni cuantitativa ni cualitativamente. Hay que sacudirse de las dificultades y de los problemas. La vida es muy linda como para no vivirla con todas las fuerzas y ganas necesarias.  

No podemos dejarnos amilanar por las dificultades que tenemos. No podemos dejar que se acumulen en nosotros decepciones ni aburrimientos. Tenemos que estar siempre dispuestos a dejar pasar lo malo que nos sucede y a abrirnos a las bendiciones que vienen detrás de ello.  

Si hoy estás triste es el momento para liberarte de esa tristeza y ponerte en las manos alegres del Señor. Si hoy estás aburrido es el momento de pensar en cuántas cosas puedes hacer que te generan alegría y placer. Si hoy estás confundido es el momento de parar, reflexionar, y pedirle a Dios discernimiento y tratar de encontrar claridades para seguir actuando.  

Hoy es el momento de que te liberes de todo lo que signifique un lastre y te mantenga esclavizado porque hoy es un día para disfrutar y ser feliz. Y lo haces tomando la decisión de hacerlo, luego buscando formas concretas para hacerlo, y después, disfrutando mientras lo haces.  Así es el proceso. 

¿Cómo puedo cambiar y hacer lo correcto?

¿Cómo puedo cambiar y hacer lo correcto?

Muchas veces nos sentimos malos a causa de los errores que cometemos, creemos que no somos buenos y que estamos condenados al fracaso. Tal vez, esta creencia ha nacido de las palabras que en nuestra infancia escuchamos, o porque las situaciones negativas que atravesamos nos hacen sentir que es así.

Aprovechando el nuevo año, queremos que tengas conciencia de que eres un ser bueno, no puedes seguir creyendo algo errado, recuerda que en cada día tienes la oportunidad de rectificar, responder mejor y aprender a enfrentar las dificultades de otro modo.

Hoy te compartimos estos 6 consejos para que puedas dar lo mejor de ti frente a los problemas y hacer de este 2020, un año muy buena onda.

  • Presta atención al malestar: Si algo te incomoda emocionalmente, puedes estar ante un aviso. Cuando hacemos algo mal, definitivamente nos sentimos mal, revisa que situaciones te causan malestar. Aprende a identificar y reconocer tus equivocaciones.
  • Aléjate de los juicios: todos tenemos la costumbre de evaluar las situaciones de acuerdo con las experiencias y aprendizajes previos, dejar a un lado esas valoraciones te permitirá dar una mirada objetiva de la situación y a cambiar esa forma de responder que tal vez no ha sido efectiva.
  • Mira el lado positivo: aunque a veces hay situaciones que son realmente desbordantes, si te enfrentas a un problema con una actitud abierta al aprendizaje, es más posible que encuentres soluciones creativas y puedas afrontarlo de mejor manera.
  • Buscar soluciones: siempre habrá formas diferentes de responder a los problemas, aquí te proponemos que te des el tiempo para explorar diferentes alternativas de solución, haz una lluvia de ideas y revisa que tan factibles y realistas son para ponerlas en práctica. 
  • Hazlo: de la lluvia de ideas escoge la respuesta que mejor beneficio pueda traer, ponla prueba y evalúa si realmente cumple el objetivo para solucionar o afrontar el problema.
  • Vuelve al inicio: si no logras resolver la situación eficazmente, revisa la lluvia de ideas, evalúa de nuevo si la solución escogida realmente es posible, de todas formas recuerda que la práctica puede ayudarte a ir mejorando y a la primera no siempre se logra.  

Te invitamos a reconocerte capaz. Es el momento de cambiar comportamientos y actitudes erróneas. Es el momento de ser buena onda con quienes te rodean. Nada te detiene, sal a vivir la bondad de Dios, rompe los paradigmas que te atan, practica estos consejos y atrévete a vivir este 2020 con la mejor disposición.