¡Volver a empezar, es volver a soñar!

¡Volver a empezar, es volver a soñar!

¿Cerrar círculos? Cuando hablamos de cerrar círculos nos referimos a aceptar que hay situaciones que no pudieron ser o que no te convienen y tienes que dejarlas a un lado, sin terquedad y con tranquilidad. Se trata también de aceptar que puedes perder y que algunas veces ganas cuando pierdes, como esas veces que se han cerrado muchas puertas que creías que te convenían, pero que te diste cuenta que no era de esa manera.

Todo pasa por una razón y la mejor forma de cerrar esos círculos es entender:

  • Que vales mucho y que no sirve de nada seguir en relaciones que no te aportan.
  • Que aquel proyecto que tenías en mente y que vale mucho dinero, puedes transformarlo o pensar en nuevas formas de ingresos que te ayuden a salir adelante.
  • Que ese trabajo que no te salió y anhelabas, de repente tenía un horario que no te iba permitir compartir con los tuyos y un salario muy bajo para lo que hubieras tenido que hacer.
  • Que ya no quieres seguir con algunas actitudes y que quieres darle un nuevo rumbo a tu vida.
  • Que no tienes que suplicar a nadie por amor y respeto, porque quien realmente te ama lo hace sin reparos y quien no, sencillamente no te merece.

Se trata de dejar aquellas cosas que por mucho tiempo no avanzan, no te aportan, no te permiten avanzar y tampoco te hacen feliz.

Debes darle un giro a tu vida, poco a poco el tiempo te dará la razón y comprenderás que hay cosas mucho mejores esperando por ti. Y si no sabes cuáles pueden ser esas cosas que te están estacando:

Haz una lista y piensa qué es lo que te hace daño o lo que consideras que debas cambiar en cada uno de los aspectos de tu vida, analiza qué es lo que mereces, lo que anhelas y lo que verdaderamente te haría feliz.

Y finalmente, ¡ve tras ello!

¡Expresa lo que sientes y dile adiós a la depresión!

¡Expresa lo que sientes y dile adiós a la depresión!

¿Sabías que según la OMS la depresión en Colombia está por encima del promedio de la depresión a nivel mundial?

La depresión tiene síntomas como la falta de interés, el sentimiento de culpa, la falta de autoestima, falta o exceso de sueño, de apetito, así como la falta de concentración, el cansancio o dormir en exceso. Si tienes estos síntomas o conoces a alguien que los tenga sigue leyendo, ya que no tomar medidas a tiempo, trae consecuencias graves que se pueden evitar a tiempo.

Si eres adolescente, entenderás lo siguiente: despertar y revisar mensajes y notificaciones en el celular, ducharte y arreglarte mientras escuchas música, desayunar mientras revisas el inicio de tus redes sociales, ir en el transporte y chatear, estudiar o trabajar e ir al baño con el celular. Esta es una rutina común para ti, desde que despiertas estás conectado a cualquier medio. Sin embargo, a medida que pasa el día puedes sentirte desmotivado, siempre hay razones así no las entiendas o no las reconozcas, la depresión no debe tomarse como un juego y en caso de que llegues a sentir alguno de estos síntomas, es importante que lo comuniques a tus seres queridos, ellos siempre tendrán una palabra de motivación y apoyo para ti.

¿Y qué puedes hacer tú también para superarla?

Te compartimos estos 3 sencillos pasos:

El más importante es darte el valor que como persona te mereces, mereces sentirte bien contigo mismo, mereces hacer cosas que te hagan feliz, como escuchar tu canción favorita, bailar, comer lo que te gusta, recuerda que tu felicidad debe ser prioridad.

Exprésate

Siempre hay alguien que está feliz de escucharte y de ver que depositas tu confianza para contarle como te sientes.

A veces puedes pensar que incomodas a alguna persona con el simple hecho de hablar y no es así, piensa que, así como te gusta escuchar a personas que son importantes para ti, alguna de ellas o todas podrán hacer lo mismo por ti, ponle buena onda y, a medida que pase el tiempo, te darás cuenta qué tan importante fue arriesgarte a este cambio.

Ejercítate

Puedes ingresar a un gimnasio y convertirlo en una actividad importante para ti o también puedes caminar de 20 a 30 minutos al día. Al hacer ejercicio liberas hormonas beneficiosas para tu cuerpo como la serotonina que te ayuda a estar más calmada(o) y a mejorar tu estado de ánimo, ¡Inténtalo!

Sigue estos consejos, focalízate en esas cosas que amas, agradece las cosas lindas que tienes y las que están por llegar. ¡Sabemos que eres capaz de lograrlo!  

¡Supera el dolor y dale paso a la alegría!

¡Supera el dolor y dale paso a la alegría!

Hay momentos tristes, sí, que pasan y no puedes evitar, como la muerte de un ser querido, la pérdida de una buena amistad o de una relación amorosa, el cambio de planes en tu ámbito laboral o alguna pequeña caída en tus estudios; estos momentos de tristeza que te hacen decaer y pensar mil cosas negativas que solo ayudan a sentirte peor, pero ¿De qué sirve seguir recordando o echándote la culpa por cosas inevitables? Es posible soltar ese peso emocional y continuar con tu vida de la mejor manera, estar triste no es una opción y aquí te compartimos 5 pasos para que superes esa tristeza:

Empecemos con el más importante: no juzgues tus sentimientos

Nunca pretendas minimizarlos o echarte más culpas por estas situaciones que no puedes controlar, la invitación es a pensar en positivo, en lo que está bien ahora y focalizarte en tus proyectos.

Habla sobre lo que te tiene mal

Siempre hay personas que se preocuparán por ti y querrán escucharte cada que lo necesites, recuerda que desahogarte te libera, piénsalo bien, encerrarte en tus pensamientos en esos momentos de tristeza no ayuda, habla, porque de esa forma te liberas y puedes avanzar y dar espacio a nuevos pensamientos.

Siguiente paso: Ocupa tu tiempo

Sabes que cuando tienes cosas por hacer no tienes tanto tiempo de pensar en las cosas malas, estas actividades te pueden motivar a hacer nuevas cosas como practicar algún deporte, leer algún libro, escuchar nueva música o piensa en las cosas que siempre has querido realizar pero que por miedo o falta de tiempo no has podido, verás lo satisfactorio que es pensar en tu felicidad por medio de cosas que jamás pensaste hacer.

Un consejo, cuida tu aspecto, a veces lo descuidas, pero al momento de arreglarte más te sentirás motivado y con ganas de realizar más cambios o mejorar las cosas que te has puesto ¡Inténtalo! ¿Qué cosas has querido hacer desde siempre pero nunca tuviste el impulso para hacerlas?

Último paso: fijar objetivos más pequeños

Ya sean diarios o semanales como llegar temprano o dormir un poco más cuando eres demasiado puntual, almorzar algo diferente, escuchar nueva música, hacer cursos de temas de tu interés, jamás va a ser tiempo perdido si dedicas a hacer algo que te alegra.

¡Recuerda que la tristeza debe ser pasajera, reconoce que hay muchos motivos para sonreír y contágiate de buena onda!