Proceso para liberarte de lo que no te deja avanzar

Proceso para liberarte de lo que no te deja avanzar

Hay experiencias que permanecen demasiado tiempo en nuestro corazón porque lo permitimos. A veces nos acostumbramos a las situaciones tristes y malas y dejamos que se instalen en nuestra vida para siempre. Otras veces creemos que tenemos que sufrir y llorar todo el tiempo por algo que pasó y que nos demostró que habíamos cometido un error. Hay que despejar la vida de todo lo que no aporta y no nos deja crecer ni cuantitativa ni cualitativamente. Hay que sacudirse de las dificultades y de los problemas. La vida es muy linda como para no vivirla con todas las fuerzas y ganas necesarias.  

No podemos dejarnos amilanar por las dificultades que tenemos. No podemos dejar que se acumulen en nosotros decepciones ni aburrimientos. Tenemos que estar siempre dispuestos a dejar pasar lo malo que nos sucede y a abrirnos a las bendiciones que vienen detrás de ello.  

Si hoy estás triste es el momento para liberarte de esa tristeza y ponerte en las manos alegres del Señor. Si hoy estás aburrido es el momento de pensar en cuántas cosas puedes hacer que te generan alegría y placer. Si hoy estás confundido es el momento de parar, reflexionar, y pedirle a Dios discernimiento y tratar de encontrar claridades para seguir actuando.  

Hoy es el momento de que te liberes de todo lo que signifique un lastre y te mantenga esclavizado porque hoy es un día para disfrutar y ser feliz. Y lo haces tomando la decisión de hacerlo, luego buscando formas concretas para hacerlo, y después, disfrutando mientras lo haces.  Así es el proceso. 

¿Cómo puedo cambiar y hacer lo correcto?

¿Cómo puedo cambiar y hacer lo correcto?

Muchas veces nos sentimos malos a causa de los errores que cometemos, creemos que no somos buenos y que estamos condenados al fracaso. Tal vez, esta creencia ha nacido de las palabras que en nuestra infancia escuchamos, o porque las situaciones negativas que atravesamos nos hacen sentir que es así.

Aprovechando el nuevo año, queremos que tengas conciencia de que eres un ser bueno, no puedes seguir creyendo algo errado, recuerda que en cada día tienes la oportunidad de rectificar, responder mejor y aprender a enfrentar las dificultades de otro modo.

Hoy te compartimos estos 6 consejos para que puedas dar lo mejor de ti frente a los problemas y hacer de este 2020, un año muy buena onda.

  • Presta atención al malestar: Si algo te incomoda emocionalmente, puedes estar ante un aviso. Cuando hacemos algo mal, definitivamente nos sentimos mal, revisa que situaciones te causan malestar. Aprende a identificar y reconocer tus equivocaciones.
  • Aléjate de los juicios: todos tenemos la costumbre de evaluar las situaciones de acuerdo con las experiencias y aprendizajes previos, dejar a un lado esas valoraciones te permitirá dar una mirada objetiva de la situación y a cambiar esa forma de responder que tal vez no ha sido efectiva.
  • Mira el lado positivo: aunque a veces hay situaciones que son realmente desbordantes, si te enfrentas a un problema con una actitud abierta al aprendizaje, es más posible que encuentres soluciones creativas y puedas afrontarlo de mejor manera.
  • Buscar soluciones: siempre habrá formas diferentes de responder a los problemas, aquí te proponemos que te des el tiempo para explorar diferentes alternativas de solución, haz una lluvia de ideas y revisa que tan factibles y realistas son para ponerlas en práctica. 
  • Hazlo: de la lluvia de ideas escoge la respuesta que mejor beneficio pueda traer, ponla prueba y evalúa si realmente cumple el objetivo para solucionar o afrontar el problema.
  • Vuelve al inicio: si no logras resolver la situación eficazmente, revisa la lluvia de ideas, evalúa de nuevo si la solución escogida realmente es posible, de todas formas recuerda que la práctica puede ayudarte a ir mejorando y a la primera no siempre se logra.  

Te invitamos a reconocerte capaz. Es el momento de cambiar comportamientos y actitudes erróneas. Es el momento de ser buena onda con quienes te rodean. Nada te detiene, sal a vivir la bondad de Dios, rompe los paradigmas que te atan, practica estos consejos y atrévete a vivir este 2020 con la mejor disposición. 

Quítate la máscara, asume la vida como un triunfador

Quítate la máscara, asume la vida como un triunfador

Una cosa es ser alegre y otra ser poco serio. La seriedad no consiste en tener la cara de amargado y como si estuviésemos chupándonos un limón, ni consiste en ser grosero o en vivir con una falsa austeridad. Porque conozco a muchos que tienen un humor pésimo y viven llenos de problemas de todo tipo por no tener la capacidad de organizarse en la vida, es más, creo que debajo de esa máscara de impotable lo que tienen es miedo de ser rechazados, pues se creen poco valiosos y entonces rechazan para decir que están solos, porque lo decidieron así y no porque nadie quiere estar con ellos. Otros, que, con un buen humor, son capaces de sacar adelante sus proyectos y que con sonrisa fácil y sin complicarse la existencia, son unos luchadores tenaces y unos triunfadores ciento por ciento.

Lo que sí es claro es que la vida hay que tomársela en serio- Nosotros tenemos que pensar cada cosa que hacemos. Debemos tener la capacidad de analizar cada una de las situaciones que suceden a nuestro alrededor y darnos cuenta, hasta dónde nos ayudan o dañan. Sin análisis no podremos ser triunfadores. La victoria no cae del cielo, sino que, es una consecuencia de nuestras decisiones y acciones. Y éstas son consecuencias de la calidad de nuestro análisis. No podemos ser borregos que hacen sin saber porqué hacen. No podemos vivir la vida creyendo en el cuento del “gallo capón”. A veces creo que a nosotros nos va como nos va porque no somos capaces de analizar bien cada situación, vivimos por vivir, y a veces repetimos los mismos errores por nuestra capacidad de analizar. Ser serios es ser capaces de organizarnos, de enfrentar la vida con firmeza, de ser responsables, de tener palabra en un mundo que no cree en la palabra, de ser honestos en medio de una sociedad corrupta u de vivir nuestra vida con la radicalidad amable del Maestro.

@plinero

Diciembre es amor y familia

Diciembre es amor y familia

Cuando llega diciembre se piensa en felicidad, luces, regalos y compartir tiempo en familia mientras rezan, es el mes dónde te unes más con ellos y donde se crean momentos inolvidables y emociones diferentes para todos, las emociones de algunos de tus familiares son porque van a empezar un nuevo proyecto y otros porque terminaron otro, los niños porque van a jugar con sus primos o hermanos en un mismo lugar, es el mes donde se celebra otro año juntos. Estas son las mejores formas de pasar diciembre en amor y contagiar #BuenaOnda con tus seres queridos:

  • Haz un recorrido para ver luces y tomar muchas fotos: cada año la Navidad nos sorprende con diferentes diseños y alumbrados, es un plan familiar único.
  • Preparar lo mejor: esos platos que únicamente te motivan a hacerlos en diciembre, la natilla, los buñuelos, los tamales, ¿cuál otro siempre has querido hacer o no puede faltar? Y lo más importante, agradecer a Dios por cada alimento.
  • Las novenas: este es el espacio en que diferentes familias planean qué día van a hacer sus novenas y dónde cada una sorprende con una merienda, donde se cantan villancicos y se planea la cena navideña y de año nuevo.
  • Ir a misa y recorrer iglesias: en casi todas las familias es muy importante agradecer y rezar por un nuevo año de sueños para cumplir y de salud para cada miembro de la familia. Recuerda que el objetivo de esto es sentirte cada vez más bendecido por Dios.
  • Patines, bicicletas o los pies: siempre ha sido muy importante hacer ejercicio, pero en diciembre es donde las personas de varios países salen de un lado para otro mientras se ejercitan y conocen, es un espacio en familia donde hacen algo diferente y crean vínculos más fuertes.
  • Pedir deseos: después de todas las tradiciones navideñas que tiene cada hogar, a la final se basan en los deseos y metas para cumplir el próximo año, sin embargo, siempre están los deseos de una mejor salud y estabilidad para tu familia, el amor de la familia se refleja en estos pequeños detalles, en querer lo mejor para todos. 

Compartir en familia y amigos cercanos siempre será el mejor plan de diciembre, hagas lo que hagas no debes olvidar que estar con ellos es lo bonito de la Navidad, es el tener motivos para celebrarla y alegrarte por un nuevo año junto a ellos, es disfrutar cada momento y saber que para el próximo año todo será mejor.

Explora la creatividad con los niños este mes

Explora la creatividad con los niños este mes

Dios te bendice hoy y siempre. Quisiera que esa fuera la primera reflexión y el primer pensamiento de este día. No puedes dejar que nada ni nadie te robe la oportunidad de sentirte bendecido por Dios. 

La Navidad es anhelada por todos los niños, disfrutan sus vacaciones de una forma diferente y colorida, donde aprecian mucho cada cosa nueva que pueden aprender, esta es la oportunidad perfecta para que les enseñes el valor de este mes en familia y la importancia de ser felices, ten en cuenta lo siguiente:

  • Ayúdalos a hacer la carta de navidad: No hay nada que motive más y tenga más concentrados a los niños que hacer la carta de Navidad con sus deseos y lo que quieren para este mes, enséñalos a ser agradecidos con lo que tienen y querer el bien para todos.
  • Haz faroles con ellos: pueden dibujar y poner los colores que quieran en cada farol para el día de las velitas, día de felicidad y agradecimiento a Dios.
  • Cocina con ellos: en una época tan especial como la Navidad, se da para que los niños quieran aprender cosas nuevas, haz postres fáciles como galletas que ellos puedan decorar a su manera y dar como regalo a sus seres queridos, para los niños es importante ayudar y que lo reconozcan.
  • Hacer el árbol y pesebre: Lo mejor es cuando ellos pueden ayudarte a decorar el árbol, con los adornos que tienes en tu casa y los que ellos pueden hacer manualmente como dibujos y mensajes. Con el pesebre puedes enseñarles el por qué siempre se hace y la importancia de poner al niño Dios en la cuna.
  • Enséñales a compartir: en esta época muchos niños necesitan de ayuda y motivar a los que sí tienen cómo hacerlo es un acto #BuenaOnda que los hará sentir contentos y que hicieron algo muy bueno fuera de sus casas y donde estudian, cosas cómo donar ropa y juguetes pueden crear un cambio no solo para ellos, sino para los más necesitados.

Compartir en familia y amigos cercanos siempre será el mejor plan de diciembre, hagas lo que hagas no debes olvidar que estar con ellos es lo bonito de la Navidad, es el tener motivos para celebrarla y alegrarte por un nuevo año junto a ellos, es disfrutar cada momento y saber que para el próximo año todo será mejor.

El mejor guía de tu hijo: tú

El mejor guía de tu hijo: tú

Lo más importante de tener hijos es que puedas tener una comunicación fluida con ellos, recuerda que esto ayuda a encontrar soluciones rápidas en problemas o choques entre ustedes y el vínculo se fortalece con cada momento. Juana Morales, psicóloga de niños dice que el desarrollo de varias de sus habilidades depende de una buena relación con sus padres.  

Es posible crear momentos y confianza con tus hijos sin importar su edad, acá te contamos la mejor manera para hacerlo.

  • Practiquen cualquier deporte: más que volverse expertos, es tener un tiempo diferente, después de esto se crean conversaciones sobre lo que hicieron.  
  • Ver películas: es muy importante que compartan gustos y después de ver una película puedan discutir sobre ella y sobre las próximas que verán.
  • Comer cosas diferentes y cocinar juntos: siempre ayuda que des la iniciativa de ir a comer algo diferente y aprender con él/ella.
  • Juegos de mesa: puede haber noches diferentes y si escoges un buen juego de mesa pueden salir más risas de lo que piensas. 
  • Ir a comprar ropa: esta actividad es muy buena, ya que puedes conocer los gustos de tu hijo/a y asimismo que conozcan los tuyos, también se mide la paciencia de cada uno en donde siempre será bueno ver la emoción al recibir opiniones y sugerencias. 
  • Cada vez que te lo pidan, acompaña a tu hijo/a a un evento importante: acá puedes saber qué es lo que lo apasiona y generar más confianza y apoyo hacia lo que aman. 

No olvides que lo más importante es responder a cada una de sus dudas y enseñarle con todo el amor y buena onda.