El mejor guía de tu hijo: tú

El mejor guía de tu hijo: tú

Lo más importante de tener hijos es que puedas tener una comunicación fluida con ellos, recuerda que esto ayuda a encontrar soluciones rápidas en problemas o choques entre ustedes y el vínculo se fortalece con cada momento. Juana Morales, psicóloga de niños dice que el desarrollo de varias de sus habilidades depende de una buena relación con sus padres.  

Es posible crear momentos y confianza con tus hijos sin importar su edad, acá te contamos la mejor manera para hacerlo.

  • Practiquen cualquier deporte: más que volverse expertos, es tener un tiempo diferente, después de esto se crean conversaciones sobre lo que hicieron.  
  • Ver películas: es muy importante que compartan gustos y después de ver una película puedan discutir sobre ella y sobre las próximas que verán.
  • Comer cosas diferentes y cocinar juntos: siempre ayuda que des la iniciativa de ir a comer algo diferente y aprender con él/ella.
  • Juegos de mesa: puede haber noches diferentes y si escoges un buen juego de mesa pueden salir más risas de lo que piensas. 
  • Ir a comprar ropa: esta actividad es muy buena, ya que puedes conocer los gustos de tu hijo/a y asimismo que conozcan los tuyos, también se mide la paciencia de cada uno en donde siempre será bueno ver la emoción al recibir opiniones y sugerencias. 
  • Cada vez que te lo pidan, acompaña a tu hijo/a a un evento importante: acá puedes saber qué es lo que lo apasiona y generar más confianza y apoyo hacia lo que aman. 

No olvides que lo más importante es responder a cada una de sus dudas y enseñarle con todo el amor y buena onda.

Sé feliz con lo que eres y haces

Sé feliz con lo que eres y haces

A diario los pensamientos o el agotamiento pueden jugarte una mala pasada, como personas estamos acostumbradas a desmotivarnos por cualquier cosa mala que pase sin pensar en lo bueno que nos rodea, pero tú estás aquí para superarte y lograr cada sueño que tengas, piensa ¿qué haces por ti mismo y qué significa lo que cada día demuestras para ti? Motívate y no mires para atrás.

Valórate y date la importancia que mereces con estos consejos buena onda:

    • Concéntrate en ti: tus sueños y objetivos deben ser prioridad.
    • Confía y ten seguridad: lo mejor de cada cosa que hagas es demostrar la seguridad suficiente para hacer mejor las cosas.
    • Anímate: haz todo lo que siempre has querido por más difícil que parezca, concreta tus aspiraciones e inicia nuevos proyectos.
    • Piensa en tu crecimiento y desarrollo personal: de cada proyecto que cumplas siempre quedará la satisfacción y el aprendizaje que te ayudará para uno nuevo. 
    • Mira las frustraciones, las equivocaciones, y las derrotas como un aprendizaje, para avanzar también se necesita aprender de las cosas malas que al final serán motivaciones para mejorar cada día.

    No olvides que los propósitos te definen y que hacerlos realidad hace parte de crecer y superarte.

    Un buen ambiente laboral no es una utopía. Si sigues estos consejos.

    Un buen ambiente laboral no es una utopía. Si sigues estos consejos.

    En cualquier trabajo que tengas, debes saber que algunas situaciones pueden crear momentos incómodos e incluso relaciones indeseadas, sin embargo un buen ambiente laboral se basa en comprender y querer lo mejor para la empresa internamente, y que esto contribuya a tu salud mental. Lee los siguientes consejos para mantener buenas relaciones en tu trabajo: 

    • La amabilidad y el respeto con todos tus compañeros es clave. 
    • Escucha asertivamente a todos, no solo a tu jefe. A veces los mejores aportes están en personas que menos piensas. Acepta las críticas como aprendizaje. 
    • Sé prudente: piensa primero las cosas antes de decirlas, se pueden evitar inconvenientes, asimismo trata de que cuando alguien diga algo imprudente, no demuestres enojo; compórtate un poco más serio y continúa.
    • Sé consciente y firme de lo que dices, si prometiste algo debes cumplirlo. Evita los chismes y malos comentarios de una persona, en caso de que sean chismes tuyos trata de hablar con los demás de una manera respetuosa y atenta para evitar otro problema.
    • Es difícil, pero debes separar tus problemas personales, recuerda llegar muy bien a tu puesto de trabajo e irradiar una buena actitud, en caso de que alguien no llegue en buena tónica, ten paciencia y háblale como cualquier día. 
    • Nunca está de más escuchar lo que tus compañeros de valoran de tu trabajo, gracias a esto puedes mejorar aspectos y con la misma confianza que notan lo bueno de ti, puedes demostrar lo mismo.
    • Alégrate por los logros de la empresa, de tus compañeros y amigos, recuerda que tu lugar de trabajo es un equipo.

    Envía estos consejos llenos de buena onda a tus compañeros y crea el mejor ambiente laboral.

    Estar pendiente de los demás, nos hace más unidos

    Estar pendiente de los demás, nos hace más unidos

    ¿Sabías que según la OMS la depresión en Colombia está por encima del promedio mundial? En Colombia la cifra de depresión es de 4,7% y mundialmente es de 4,4%, diariamente 3.000 personas se suicidan, mientras que otras 60.000 lo intentan. 

    Sentir que un ser querido está pasando por un mal momento o está actuando diferente, debe encender alertas, a veces no entiendes cómo ocurrió sino que simplemente quieres ayudar y esto puede hacerte sentir mejor y motivarte a seguir ayudando y contagiando a tus seres queridos de buena onda. 

    Aquí te decimos como ayudar a un ser querido que tiene depresión: 

    • Lo primero es que entiendas que esa persona valora mucho tu apoyo y compañía, así no parezca.
    • Escucha a esa persona las veces que sea necesaria, que sienta tu apoyo y que no sienta timidez o incomodidad al querer expresarse. No te desesperes en caso de que no escuche tus consejos, lo más importante es escuchar y comprender.
    • Nunca digas “Cálmate” o palabras similares, eso es alborotar a la persona, dile que todo va a estar bien, evita que esa persona se sienta rara por sus acciones.  
    • Ayuda a esa persona a controlar el estrés, a que se sienta feliz con su entorno y enséñale a ser agradecida. 
    • La depresión es una enfermedad y a veces pueden decirte cosas sin querer, no te tomes nada personal.
    • De a pocos, intenta que acepte ir contigo a buscar ayuda especializada y bríndale siempre tu apoyo incondicional, sin embargo, no presiones y sé paciente.

    Recuerda ser paciente con mucho amor, esos detalles marcan la diferencia, no dejes a esa persona sola y recuerda que no debe sentirse menos que nadie, ayudándola también estarás ayudándote a ti mismo.

      ¿Qué hacer con las buenas amistades? ¡Atesóralas!

      ¿Qué hacer con las buenas amistades? ¡Atesóralas!

      Detente un momento para pensar en tus amistades, destaca cuáles te generan paz, cuáles se alegran de tus logros, cuáles estás dispuesta a ayudar cueste lo que cueste, pues bien, después de esto debes entender que hay aspectos que así creamos que únicamente se deben tener con la familia o en una relación, también son importantes para esas amistades.

      Uno de esos aspectos es saber que siempre vas a querer ayudar a que tu amigo cambie algo en lo que está equivocado, normalmente es más fácil identificar los errores de los demás que los propios, y hay que hallar la mejor manera de decirle a un amigo que algo está fallando sin necesidad de forzar u obligar, sino con una conducta positiva o una palabra adecuada. 

      Y cultivar las amistades día a día también es importante, por eso te compartimos algunos aspectos que debes tener en cuenta para fortalecerlas: 

      • Entiende que todos tenemos una personalidad y carácter diferente. Entonces cuando existan diferencias, la comunicación siempre será su mejor aliada. 
      • Todos tenemos “peros” y muchas veces el otro no es como tu quisieras. Pero en vez de querer cambiar al otro, piensa en los puntos en común y acuérdate por qué empezaron esa valiosa amistad. 
      • Eres dueño de lo que haces. Hay una responsabilidad que es individual y que te exige un compromiso personal y cuando de relaciones de amistad se trata, funciona de la misma manera. Las dos personas deben poner de su parte, cooperar, pensar en conjunto y cuando existan equivocaciones, pensar como individuos, en qué se ha fallado. Corregirlo. Hablarlo. Aclararlo y seguir adelante. 
      • Solo el respeto, el compañerismo, el ponerse en el lugar del otro dentro de una amistad es lo que permite que esta perdure a través del tiempo y se consolide. 
      • Es claro, que el mejor camino para ayudar a transformar a los demás es amándolos y entendiendo sus angustias.

      ¡Esperamos que estos tips #Buenaonda te sirvan para hacer de tus amistades, relaciones duraderas y llenas de felicidad!