Hace algunos días, cuando realizaba una charla una persona me preguntaba: ¿cómo ser un testigo, frente a las personas, especialmente los jóvenes que viven hoy sumergidos en las redes sociales y en medio de la tecnología? Y es una pregunta interesante, porque en la realidad de todas las redes sociales, podemos encontrar la superficialidad del sentir y de la apariencia, pues en muchas circunstancias, se manifiesta lo que queremos mostrar e influenciar en otras personas, casi que se guarda una vida de apariencia, donde eres importante por el número de vistas de tu canal o por los “likes” que puedas recibir, midiendo popularidad y empatía, casi que la persona puede convertirse en aquella que otros quieren que sean.  

Con lo anterior, no quiere decir que este en contra de aquellas personas que suben contenido en sus redes o estar en contra de las mismas, porque si hay alguien que le gusta subir fotos y estados es a mí. Pero, hay que poner mucha atención en el sentido y consecuencias de lo que se hace, pues se realiza y se deposita la vida a ellas y es porque se cree que un like más, puede dar felicidad y satisfacción, aprobación y compañía, aceptación y seguimiento. Y se puede culpar este sentir y vivencia, porque en nuestra casa, nuestros familiares, amigos y conocidos olvidaron el sentir personal y la valoración de la persona que se tiene a su lado, el like más importante es un abrazo, una palabra alentadora, un te quiero, una mirada, una sonrisa, pero lastimosamente lo hemos olvidado, por eso necesitamos aprobación en una red social, para sentirnos amados, aceptados y reconocidos. 

¿Likes a viva voz? Sí, son los que se necesitan en nuestra sociedad, «un like» 👍 en el instante de una mano que ayuda en el momento de la necesidad, una palabra o «comentario» 💬 que alienta en el dolor y en el sin sentido de la vida, un «me encanta» ❤ en el momento de felicidad y compañía, un «me importa» 😍 en el momento de soledad y angustia, un «asombro» 😲 cuando se hacen cosas grandes y te preguntas por el accionar de la historia, un «me entristece» 😥 cuando se pierde el sentido de todo y nos compadecemos de la miseria del mundo y un «me enoja» 😡 cuando no hay justicia, comprensión y humanidad. No podemos seguir siendo de las personas que manipulan las redes sociales, manifestando una vida que no se tiene, tu red social más cercana es tu familia, da likes a viva voz constantemente, porque lo necesitan, los jóvenes necesitan tu aprobación, necesitan ser escuchados, amados y recocidos en su hogar, a veces se convierten en los más desconocidos para ti que eres padre y madre, hermano y amigo.

Oye, ¿cuál es tu red social favorita? La mía es poder tener a mi familia cerca y compartir una noche de empijamadas y películas, un compartir con mis amigos y conocidos, un abrazo para la persona que necesita consuelo, un comentario de cariño y empatía con el que comparto a diario, brindar en la calle y en mi lugar de trabajo una sonrisa y un gesto de bondad y ayuda. Te invito para que actualices tu red social, para descargues momentos de felicidad y de cariño con los que más quieres, que conectes nuevas experiencias y sobre todo, que vivas tu vida con likes a viva voz, pues como diría Chris Brogan: «hay un ser humano detrás de cada tweet, blog y correo electrónico. Recuérdalo».