“Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal” es una de las frases de la Madre Teresa de Calcuta que más me gusta, porque contiene la esencia misma del amor, el amor que es donación y servicio al otro, un amor que no es interesado, sino aquel que es capaz de amar hasta el extremo, tal como lo hace Dios con nosotros, que nos ama, aun en nuestros momentos de debilidad, y cuando vamos a su presencia, nos abraza junto a su corazón de misericordia.  

¿Por qué tenemos que sufrir cuando amamos? Porque a nuestra sociedad ha creído que el amor es algo superficial y pasajero, porque han puesto barreras y límites al amor, porque han desfigurado su rostro y se confunde el amor con otros sentimientos que si son pasajeros y que terminan, o tan solo, es porque no hemos aprendido amar como es o te han hecho tanto daño, que te has cansado de dar y de recibir amor. Ahora es una buena oportunidad para medir nuestro grado de amor a los hermanos y a Dios ¿Cómo estás amando? Amas cuando alguien te da y le retribuyes un cariño, amas porque te fijas en lo bueno que tiene la otra persona, amas la imagen perfecta de lo que haces de ellas. Y ello puede ser un error, porque el amor no idealiza, el amor ama sin condición, ama aun en las imperfecciones, es capaz de darlo todo, no se basa en fantasías o idealizamos. 

El amor mueve lo más profundo de lo que somos y de lo que tenemos, es más que un sentimiento, es un acto de pureza, que nos hace ver de lo que realmente estamos hechos, desde el amor y el corazón de Dios. Tal vez puedas decirme como aquella persona con quien un día conversaba: “no puedo amar”, y solo tengo que decir, deja de idealizar, y empieza a vivir, a reconocer lo que eres y de lo que estás hechos y vuelve al primer amor, aquel que es capaz de darse sin condición, que lo hace en generosidad y en todo momento, que no mira el error, que ve la persona, aquel amor que es misericordia.  

No hay excusas para amar, para aprender a darlo todo, no te acostumbres a amar desde la retribución, porque eso no es amor, es interés y estás pagando un querer, ama porque tu corazón la hace, ama desde la pasión, ama desde lo más profundo de ti, y allí, aprenderás que el amor duele, porque en ocasiones nos toca negarnos a nosotros mismos, pero puedo asegurar que serás una persona feliz porque lo has dado todo y jamás te vas a arrepentir. 

#ElManEstaVivo #BuenaOnda #Amar #SinExcusas